MONSTER - Nikujyaga ♥

jueves, diciembre 29, 2016


"Monster" es sin duda uno de mis animes favoritos, me enganchó desde el primer momento, e incluso hoy en día, después de haber visto este anime al menos cuatro veces, me sigue erizando la piel como el primer día. ¡¡¡BAJAD DIRECTAMENTE A LA RECETA SI QUERÉIS EVITAR SPOILER'S!!!

Monster es un manga y serie de anime escrito por Naoki Urasawa. La trama trata sobre un cirujano de prestigio llamado Kenzo Tenma, que en uno de sus días laborales decide desobedecer las órdenes de su director, y salvarle la vida a un niño llamado Johan, con una herida de bala en la cabeza. Pero a raíz de salvar la vida de ese pequeño, se desencadenan los infortunios... el Doctor Tenma pronto descubre que ha salvado al mismísimo diablo, el cual se mueve por el mundo destruyendo a su paso, así que el noble y frustrado doctor, toma la decisión de perseguir a ese ser de las tinieblas, con el propósito de destruirlo para siempre, y de esa forma, recuperar su vida. 




En este anime hay un cuento importante que os adjunto a continuación: 


EL MONSTRUO SIN NOMBRE

Hace mucho, mucho tiempo, en un país muy lejano vivía un monstruo sin nombre. El monstruo deseaba un nombre. Y lo deseaba tanto que apenas podía pensar en nada más. Un día el monstruo emprendió un viaje para buscar el nombre que tanto anhelaba. Pero el mundo es demasiado grande. Y por ello el monstruo decidió dividirse en dos. Una mitad se fue al este. Y la otra, hacia el oeste.
La mitad del monstruo que había ido al este encontró pronto una aldea
– Oye herrero, quiero que me des tu nombre -lanzó el monstruo
 ¿Pero qué tonterías dices? No pienso dártelo -replicó el herrero, incrédulo.
– Si me das tu nombre, me introduciré en tu cuerpo y te otorgaré toda la fuerza que te falta -prometió el monstruo.
– ¿En serio? Bueno, pues si de veras vas a hacerme más fuerte, adelante es tuyo– respondió el herrero.
Entonces el monstruo se introdujo en el cuerpo del hombre.
A partir de ese momento el monstruo se convirtió en Otto el herrero.
Otto era el más fuerte de la aldea, sin embargo un día…
– Mírame… mírame… ¡Mira qué grande se ha hecho el monstruo en mi interior!
Grush, grush, ñam, ñam, gruupmf, grumpf..¡plaf!
El monstruo que tenía mucha hambre se había ido comiendo al herrero hasta acabar con él. Y así fue cómo se quedó otra vez sin nombre.
Al poco tiempo, lo intentó con un zapatero llamado Hans.
Grush, grush, ñam, ñam, gruupmf, grumpf..¡plaf!
Al comérselo volvió a quedarse sin nombre.
Lo intentó también con un cazador llamado Thomas, pero…
Grush, grush, ñam, ñam, gruupmf, grumpf..¡plaf!
Como era de esperar se lo comió también y volvió a quedarse sin nombre.
Al final, el monstruo decidió buscar un nombre en el interior del castillo.
 Si me das tu nombre, pequeño, yo te haré tan fuerte como un roble -le dijo el monstruo al príncipe del castillo.
– Si logras que me recupere y me hace un niño sano y fuerte, mi nombre es tuyo -replicó el príncipe enfermo.
Y así fue cómo el monstruo se introdujo en el interior del príncipe.
Y éste se curó milagrosamente.
El Rey estaba de lo más contento.
– ¡El príncipe se ha curado! ¡El príncipe se ha curado! -se regocijaron todos.
Al monstruo le gustó el nombre del príncipe. Y la vida en el castillo le gustó también. Por eso, y aunque se moría de hambre, hizo esfuerzos por contenerse.
Un día tras otro, cuando le acechaba el hambre se contenía y esperaba paciente a que pasara.
Pero un día el hambre era tan acuciante que el monstruo no pudo más…
 Mírame… mírame… ¡Mira qué grande se ha hecho el monstruo en mi interior!
Y entonces se comió al Rey y a toda la corte de una sentada.
Grush, grush, ñam, ñam, gruupmf, grumpf..¡plaf!
Un día el principito huérfano se encontró a la mitad del monstruo que había ido hacia el oeste.
– Ya tengo nombre. ¿Sabes? Un nombre muy bonito.
El monstruo que había ido hacia el oeste le dijo:
– ¿Para qué sirve un nombre? Sin nombre también se puede ser feliz. Mírame a mí, soy un monstruo sin nombre.
Y entonces el príncipe se comió al monstruo del oeste. Pero se sintió muy, muy triste:
Cuando por fin había conseguido un nombre…
– …no queda nadie que me llame para recordármelo… con lo bonito que es mi nombre… Johan...





El Nikujyaga es un estofado de ternera muy típico de Japón, que el Dr. Tenma prepara varias veces durante la transición del anime. Sus principales ingredientes son la ternera, papas, cebolla y zanahoria, los cuales se cuecen en una salsa base de dashi, sake, mirin, salsa de soja y azúcar.
Es muy sencillo y rápido de preparar, además de económico y muy rico al paladar, y al ser un estofado en épocas de frío es un estupendo plato para entrar en calor. ¡Comenzamos con la receta!





INGREDIENTES:


  • 450 gr de ternera cortada en dados
  • 4 papas peladas cortadas en dados
  • 1/2 cebolla grande en juliana
  • 2 zanahorias pequeñas peladas y cortadas en trozitos
  • 500 ml de caldo dashi
  • 2 cucharadas de sake
  • 2 cucharadas de mirin
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 y 1/2 cucharadas de azúcar
  • Sal y pimienta al gusto
  • Un buen chorro de aceite

PREPARACIÓN:

  1. En una cazuela calentamos el aceite y freímos la carne ligeramente salpimentada. Luego añadimos el caldo dashi, el sake, el mirin, la salsa de soja y el azúcar.
  2. A continuación añadimos las verduras, tapamos la cazuela y cocinamos a fuego medio-alto durante 10 minutos.
  3. Después retiramos la tapa y cocinamos otros 10 o 15 minutos mientras removemos de forma continua. El caldo del estofado debe reducirse al menos a la mitad.
  4. Finalmente servimos el estofado en cuencos, y de forma opcional lo decoramos con hojas de perejil fresco. 








También podría gustarte

0 comentarios

¡Gracias a todos!

Formulario de Contacto

foxyform